Equipos
ozonoterapia


Sangiset

Ozono Médico

Ozonoterapia

Tratamiento Ozonoterapia

Propiedades biológicas
Productos Contacto Presupuesto Tienda

Efectos beneficiosos de la Ozonoterapia en el organismo humano

Algunas de las enfermedades en que se aplica la Ozonoterapia con éxito

Principales vías de administración de la Ozonoterapia

Esquema de tratamiento de ozonoterapia




























Subir























Subir























Subir























Subir























Subir
" La Ozonoterapia tiene posibilidades ilimitadas, pero se le rodea de silencio por el solo hecho de que cura sin medicamentos " Dr. D'AUTREC


El Ozono (O3)

Es una variedad triatómica especial del oxígeno, que se forma naturalmente en las altas capas de la atmósfera y que fue descubierto en 1840. Inicialmente se empleó como germicida, por su alto potencial. Para su aplicación en medicina (ozonoterapia) se produce a partir de oxígeno medicinal, mediante generadores especialmente diseñados.

Ozonoterapia

Es la aplicación del ozono al organismo humano, con técnicas especiales, y con fines terapéuticos. Sus inicios datan de la Primera Guerra Mundial, para desinfección de heridas. En los últimos 20 años se han venido descubriendo otras importantes propiedades terapéuticas y aplicaciones.


Efectos beneficiosos de la Ozonoterapia en el organismo humano

Oxigenante

Aumenta la capacidad de la sangre para absorber y transportar mayor cantidad de oxígeno a todo el organismo, mejorando la circulación y las funciones celulares en general. También estimula las enzimas que participan en su metabolización. Estimula la glicolisis (aprovechamiento de los azúcares), que es la fuente fundamental de energía para todas las células, con lo cual mejoran sus funciones generales. Por ello es de gran utilidad en insuficiencias vasculares periféricas, cardiacas, etc.

Revitalizante

Posiblemente relacionado con el efecto anterior, ha demostrado capacidades para promover la recuperación funcional de numerosos pacientes afectados por enfermedades degenerativas de diverso tipo, tales como: Demencia senil (vascular y Alzheimer), Accidentes vasculares encefálicos y cardiacos, Neuritis óptica, Glaucoma, Retinitis pigmentosa, Hipoacusia, etc.

Antioxidante (eliminador de radicales libres)

Es el único medio, hasta el presente conocido, que es capaz de estimular todas las enzimas celulares antioxidantes que se encargan de eliminar los radicales libres y otros oxidantes peligrosos del organismo (Glutatión peroxidasa, Catalasa, Superóxido dismutasa y otras que garantizan el funcionamiento de los anteriores). Es este el medio mas natural y eficaz de lograrlo, puesto que las enzimas son mucho más eficientes que ninguna otra vitamina o sustancia para este fin. Por ello, retarda también los procesos de envejecimiento celular.

Inmunomodulador

En dependencia de las dosis y formas de aplicación, es capaz de estimular las defensas inmunológicas, tanto celulares, como humorales, en pacientes con inmunodepresión, o de modular las reacciones inmunológicas exacerbadas, que producen las llamadas enfermedades autoinmunes. Es por ello que se le considera un BRM (Biological Response Modifier ó Modulador de la Respuesta Biológica).

Regenerador

Es capaz de promover la regeneración de diferentes tipos de tejido, por lo cual resulta de gran utilidad en la cicatrización de lesiones de dificil curación, en ulceraciones de diverso tipo, en los tejidos articulares, en medicina estética, etc.

Antiálgico y antiinflamatorio

En aplicación local, presenta estos efectos, por actuar neutralizando mediadores neuroquímicos de la sensación dolorosa, y facilitando la metabolización y eliminación de mediadores inflamatorios como histaminas, quininas, etc.

Germicida

Inactiva o elimina todo tipo de microorganismos patógenos, tales como bacterias, hongos y virus.

En resumen, la ozonoterapia también conduce a una mejoría significativa general de muchos procesos fisiológicos del organismo, mejorando la calidad de vida y capacidad de trabajo, sobre todo en casos donde se comienzan a notar estos efectos. Igualmente compensa y retarda el deterioro que se va produciendo en el organismo con el envejecimiento. Sus efectos son también duraderos en el tiempo.


Algunas de las enfermedades en que se aplica la Ozonoterapia con éxito

Conflictos disco-radiculares, hernias discales.


Sindrome de cansancio crónico, fibromialgia, Impotencia Sexual por factores vasculares.


Artritis Reumatoidea.


Artrosis de causas diversas y en cualquier localización.


Enfermedades vasculares periféricas, tanto arteriales como venosas, de cualquier grado.


Enfermedades cerebrovasculares isquémicas: accidentes vasculares encefálicos (como trombosis, embolia cerebral, etc.). Puede permitir recuperar las funciones corporales perdidas en la medida en que se inicie el tratamiento rapidamente. Facilita la recuperación fisioterapéutica de los pacientes.


Neuroangiopatía diabética: la mejoría del paciente diabético con la ozonoterapia es ostensible.


Enfermedades Neurológicas: Demencia senil, Enf. de Alzheimer.


Afecciones intestinales: colitis ulcerativas, divertículos intestinales, pólipos intestinales, proctitis, hemorroides.


Hepatitis


Enfermedades virales: Herpes Zoster, Simplex, etc.


Enfermedades infecciosas dermatológicas y vaginales: bacterianas, micóticas y mixtas.


Oftalmología: Retinitis Pigmentosa, Glaucoma, Neuritis óptica (excepto la hereditaria), degeneración macular.


Hipoacusia (deficit de audición), Insuficiencia vertebrobasilar, Vértigos, dolor cervical.



Principales vías de administración de la Ozonoterapia

Autohemoterapia Mayor

Con total asepsia se extraen, en un sistema cerrado estéril, y se tratan con ozono médico, unos 100 – 200 cc. de la sangre del paciente, que se retransfunde inmediatamente. Usualmente dura de 10 a 15 minutos.


Autohemoterapia Menor

Se extraen 10 cc. de la sangre del paciente, se mezclan con 10 cc. de ozono y se inyectan por vía intramuscular.


Insuflación rectal

Se insufla el ozono médico por vía rectal con una sonda adecuada (hasta 200-300 cc.).


Insuflación vaginal

Se insufla el ozono médico por vía vaginal con una sonda adecuada (30 – 50 cc.).


Local o Externa

Se aísla la zona con un accesorio plástico o bolsa, se extrae el aire restante y se inyecta en ella una atmósfera de ozono médico.


Inyección intradérmica

Se toma el ozono en una jeringa (hasta de 50 cc.) y se inyecta intradérmicamente con una aguja de mesoterapia, distribuyéndolo en la zona deseada, en porciones de 1 a 2 cc. por punto.


Inyección intramuscular

Se toma el ozono en una jeringa (20 cc.) y se inyecta muy lentamente en el músculo, con aguja intramuscular de 3 – 4 cm. Puede hacerse, inclusive, en los músculos paravertebrales.


Inyección intra-articular

Se toma el ozono en una jeringa (10 – 20 cc.)y se inyecta muy lentamente en la cápsula articular, con aguja de 4 cm.


Inyección peri-articular

Se toma el ozono en una jeringa (10 – 20 cc.) y se inyecta intradérmicamente con una aguja de mesoterapia, distribuyéndolo en la zona periarticular.


Inyección intradiscal

Debe realizarse en quirófano y con amplificador de brillantez. Se emplea una aguja especial que permite penetrar el disco desde un abordaje percutáneo, y se inyecta parte del ozono (30 – 40 cc.), después de lo cual se retira hasta nivel del forámen, donde se inyecta el resto del ozono (10 – 20 cc.).


Esquema de tratamiento de ozonoterapia

En dependencia de la patología de base y el estado particular del paciente, pueden emplearse una o más tecnicas de aplicación combinadas. El número y frecuencia de aplicación depende de la evolución del paciente, la técnica aplicada, etc. En general se necesitan entre 5 y 15 sesiones, a excepció de la intradiscal que se aplica una sola vez, y sólo muy excepcionalmente es posible que se requiera una repetición.

La Ozonoterapia no presenta efectos colaterales indeseables

Se recomienda no emplearla en mujeres embarazadas o pacientes neoplásicos que hayan sido tratados recientemente con radioterapia o quimioterapia.